fbpx

CROSSROADS ECUADOR

Fundado en 2009

Ángel Aguirre Villamar

Ángel Aguirre Villamar

Director

Correo electrónico: aceeaaa@hotmail.com

Teléfono: (099) 797-6068

Casilla Postal 17-01-3762
Quito, Ecuador

“Me encanta ser mentora de Crossroads porque los presos son personas que han sido olvidadas y marginadas, pero Dios los ama, y necesitan conocer la Palabra. Sirvo al Señor de esta manera por amor a Dios y a las personas privadas de su libertad.”

– Marlene B., Mentora de Crossroads Ecuador

Acerca de Crossroads Ecuador:

El ministerio de Crossroads Ecuador comenzó en la prisión de máxima seguridad de Quito. En esos primeros años, el ministerio vio a más de cien estudiantes terminar sus estudios bíblicos con éxito. Crossroads Ecuador fue testigo de la provisión de Dios cuando el ministerio se expandió a otras prisiones dentro de la ciudad y en todo el país.

 En 2014, la prisión de máxima seguridad de Quito cerró. Crossroads Ecuador siguió a sus estudiantes a una hora y media de distancia hasta el lugar donde se construyó la nueva prisión. Esta prisión, que alberga a unas 5,000 personas, está dividida en múltiples unidades de alojamiento. Los creyentes encarcelados se reúnen dentro y a través de estas unidades de vivienda, estudiando las Escrituras y alabando a Dios. El equipo de Crossroads Ecuador se reúne con estos creyentes regularmente y trabaja para compartir el ministerio con otros en la prisión. A partir del 2020, cuarenta y tres estudiantes dentro de esta prisión reciben los cursos de estudio bíblico de Crossroads semanalmente. Crossroads Ecuador espera ser testigo de un crecimiento aún mayor en su ministerio.

Testimonio de un estudiante:

César Coronel fue condenado a ocho años de prisión. En su celda, conoció al Señor Jesús poco después de comenzar las lecciones de estudio bíblico a través de Crossroads Ecuador. Sintió que Dios lo llamaba para ayudar a dirigir la iglesia de la prisión. Cuando fue transferido a una nueva prisión, actuó de acuerdo a este llamado pastoreando la iglesia de la prisión en la unidad de vivienda en la que vivía. Cuando fue liberado anticipadamente por buen comportamiento, rápidamente se convirtió en voluntario de Crossroads Ecuador. Ahora César trabaja como taxista en la ciudad de Quito, pero reserva un día a la semana para visitar a las personas privadas de su libertad y predicar la Palabra del Señor.

Loading...